“Si es importante para ti, entonces harás el esfuerzo”. Le advertían Stein Erik Hegerberg y Gerd Stolsmo a sus hijos Silas, Andrine y Ada en la infancia. Era su manera de educarlos en la cultura del sacrificio. Nunca los llevaron a un entrenamiento de fútbol: o iban bicicleta o lo hacían corriendo. También el regreso a casa. Tanto Stein Erik Hegerberg como Gerd Stolsmo habían jugado y entrenado a equipos de fútbol profesionales en Noruega. Su hijo mayor, Silas, 34 años, no llegó a ser profesional, mientras que Andrine, 27, juega en la Roma después de pasar por el PSG. La historia con su hija menor, Ada, 24, es diferente. Su vida, como la de su familia, estaba destinada al fútbol. Lo que no sabían los Hegerberg es que Ada rompería todas las reglas en el fútbol femenino. Se convirtió en la primera futbolista en levantar el Balón de Oro, en 2018, y acaba de firmar un millonario contrato con Nike, récord para una futbolista europea: 1,3 millones de euros por año.

Entre las 15 deportistas que más dinero ingresaron en 2019 según la revista Forbes figura una sola futbolista: Alex Morgan (5,13 millones de euros anuales). La lista la lidera la americana Serena Willians (26 millones) y la única española es Garbiñe Muguruza, situada en el puesto 10 y con unos ingresos anuales de 5,22 millones. El salario de Alex Morgan, sin embargo, se compone principalmente de contratos publicitarios. El 4,3% de sus ingresos corresponden a su salario como futbolista. Messi, por ejemplo, el deportista que más dinero generó en 2019, 118 millones de euros, sumó el 73% de su nómina como jugador del Barcelona. “Las futbolistas americanas se pueden comparar en ingresos a un jugador masculino. Y la mayoría de sus ingresos son con patrocinadores”, explica la española Vero Boquete, jugadora del Utah Royals FC.

El contrato de 1,3 millones de euros anuales que firma Ada Hegerberg con Nike la sitúan al nivel de un futbolista masculino internacional. Según publica Forbes, Kylian Mbappé, jugador franquicia del PSG y campeón del mundo con Francia en 2018, gana cerca de cuatro millones anuales. Y el inglés Raheem Sterling, figura del Manchester City, cobra unos dos millones por año de su marca deportiva. Tras dejar PUMA, la delantera noruega del Olympique de Lyon se suma a un elenco de embajadores mundiales de Nike como LeBron James, Naomi Osaka, Cristiano Ronaldo, Serena Williams y Neymar.

“Es un contrato histórico y un auténtico compromiso, con Ada y con el fútbol femenino”, explicó Victor Bernard, representante de la futbolista noruega. El contrato tiene una duración de 10 años, es decir, que expirará cuando la máxima goleadora histórica de la Liga de Campeones (51 goles) tenga 34 años. “Es otro gran paso en mi carrera. Nike y yo tenemos objetivos comunes para ayudar a crecer al deporte femenino. Mis actuaciones me trajeron aquí, y quiero seguir haciendo historia de la mano de Nike, dentro y fuera del campo. Estoy encantada de ser parte de este equipo”, aseguró Hegerberg. La noruega ya contaba con el salario más importante de Europa, cerca de 450.000 euros (el salario más elevado en el Barcelona es de cerca de 250.000), y ahora se ha convertido en la futbolista europea que más dinero ingresa por un patrocinio con una marca deportiva.

La apuesta de Nike por Hegerberg forma parte de la idea de la empresa americana de posicionarse en el fútbol femenino europeo. Ya están consolidados en Estados Unidos con jugadoras como Alex Morgan y Megan Rapinoe y buscaban una europea, ninguna más célebre que Hegerberg, justamente la gran ausente en el último Mundial de 2019, que significó el despegue mediático para el fútbol femenino. La selección noruega, campeona del mundo en 1995, se quedó sin su máxima estrella, que reivindicaba el mismo trato que los hombres en cuanto a medios e infraestructura. “El fútbol es el deporte más importante de Noruega para las niñas y lo ha sido durante años, pero las chicas no tienen las mismas oportunidades que los chicos”, explicó Hegerberg sobre su negativa de viajar a Francia. La noruega desafió a su federación por la igualdad entre el fútbol masculino y el femenino y ahora desafía las reglas del márketing para consolidarse como una de las deportistas mejor pagadas del mundo.

FUENTE: EL PAÍS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here