Barcelona se salvó en Vigo y le da vía libre al Real Madrid

0
101

Un gol de Iago Aspas a dos minutos del final dio el empate al Celta y evitó la victoria del Barcelona (2-2), que salió de Vigo con un punto inicialmente insuficiente para la lucha por el título de LaLiga que mantiene con el Real Madrid.

Luis Suárez recuperó un protagonismo en la competición con el que no contaba antes de la crisis del coronavirus, cuando una operación en la rodilla derecha le dejaba fuera de LaLiga. El parón le reactivó para el Barcelona. En Vigo se reencontró con el gol, pero no fue bastante para acentuar la presión a su rival.

La apuesta, mayor para los visitantes, ofreció un buen inicio blaugrana, que encerró al Celta, más especulativo. A los cinco minutos el Barcelona ya pudo abrir el marcador con un cabezazo al larguero de Gerard Piqué tras un saque de esquina de Leo Messi.

Una falta en la frontal. Ideal para Messi pero que tiene ya en alerta a todos sus adversarios. En lugar de tirar el argentino envió un centro al área pequeña. Ahí esperaba Luis Suárez que de cabeza envió la pelota a la red.

El Celta, inédito hasta entonces en ataque, reaccionó. Pudo empatar tras un error en la salida del balón de Ter Stegen y después con un tiro al palo de Brais Méndez seguido de otro disparo de Iago Aspas.

El duelo se agitó tras el descanso, cuando el Celta encontró la igualada. Fue en un robo de balón en el centro del campo que aceleró la contra local y tomó a la zaga del Barcelona descolocada. El turco Okay Yokuslu aceleró, retó a Piqué y encontró al ruso Fedor Smolov solo, que empujó la pelota a la red y batió a Ter Stegen por primera vez desde la vuelta de la Liga tras el parón sanitario.

Con el partido más allá de la hora de juego y con el cansancio como amenaza, la conexión entre Messi y Suárez reapareció para aliviar a Setién. Fue un centro al área del argentino que el uruguayo culminó como es habitual. Cruzado, raso, fuera del alcance de Blanco para poner por delante otra vez al Barcelona y dilapidar la zozobra.

Ter Stegen apareció a diez minutos del final para responder a un tiro raso, pegado al palo de Nolito. Fue una advertencia local, que logró el empate con una falta desde la frontal ejecutada por Iago Aspas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here