**El ex futbolista del Motagua aún es recordado por la afición hondureña.

TEGUCIGALPA.- El “Venado” fue el apodo que lo hizo famoso en Honduras y Centro América, nos referimos a Edwin Geovanny Castro, ex futbolista hondureño que tuvo su mayor recorrido como futbolista en las “Águilas” del Motagua. Al ex delantero, ahora retirado, se le recuerda en la década de los 90 como un futbolista veloz y con olfato goleador.

LA ENTREVISTA

¿De dónde surge el apodo del “Venado”?

El apodo del “Venado” lo obtuve desde pequeño ya que jugando fútbol era muy rápido y escurridizo, virtudes que me favorecieron para poder llegar a Primera División y eso lo pusimos en práctica y gracias a Dios que tuve buen proceder en el fútbol y eso lo reconoce ahora la gente.

¿De qué forma llegó a Motagua?
Fuimos hacer una prueba tres futbolistas, entre ellos estaba Nerlin Membreño, mi hermano y yo, al final solo yo me presente y fue muy grato llegar a este equipo.

¿Cómo fue su vida como futbolista?                                                               
Fue una época muy linda de mi vida, donde la gente se identificó conmigo, no sólo por mi forma de jugar y por los goles que anoté, sino porque yo siempre dejaba todo en la cancha, me esforzaba en cada jugada y eso la gente sabe reconocerlo, aún hoy.                              

¿A qué año llegó a Motagua y cuál fue su recorrido en el futbol? A Motagua llegue en 1987, luego me fui para el Súper Estrella en 1989, después de un torneo regrese a Motagua donde fui campeón, sub campeón, jugador más valioso y máximo goleador.

¿En qué otros equipos estuvo?
También jugué para Marathon, Broncos, Federal y Vida, además de Municipal Limeño en El Salvador y Municipal de Guatemala.

¿Qué significa Motagua en su vida?
Motagua es parte de mi vida. Desde pequeño anhelaba jugar en este equipo y lo conseguí. Es un privilegio y un honor haber pertenecido a este equipo. Ahora lo más importante siempre que Dios nos mantenga con salud y vida para poder disfrutar aun del futbol.

¿Siente que la gente en la calle aun lo recuerda?
Sí, claro. A pesar que me corte el pelo que lo use largo toda mi época como futbolista, la gente me mira y me reconoce. Esa es una bendición, que a uno siempre lo recuerden por la historia que uno ha dejado en nuestro recorrido como futbolista y se ve que los jóvenes me conocen  y eso es gracias a los padres que también le han inculcado eso a sus hijos.

¿Vistió la camiseta de la selección de Honduras?
En varias oportunidades logre vestir la camiseta de la selección nacional de Honduras, Extrañamente no estuve en eliminatorias, a pesar que fui campeón goleador en 1991, pero si estuve en Copa Oro en Estados Unidos.

¿Algún legado en Motagua?
Tengo un hijo, se llama Kevin Castro, actualmente juega como volante y tiene muy buenas condiciones.

¿Qué satisfacciones le ha dejado el futbol?
Aparte de un poco de dinero, me dejó varios buenos amigos, lo bueno es que no me dejó enemigos; los amigos buenos se quedaron y las malas compañías se fueron.

¿Qué recuerdos de futbolista tiene en su memoria?
Los recuerdos más bonitos son los clásicos, la gente lo disfruta y siempre nos recuerdan por nuestra entrega y pundonor en el campo.

¿Algún defensor que recuerda de esos clásicos?
Si claro, siempre tuve batallas con el “Indio” Ruiz, “Pollo” Galindo y Rudy Williams, ahora me los encuentro y somos buenos amigos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here