El Fútbol Solo Me Ajustaba Para Medio Comer

5
297

De nuestros archivos…

Muchos lo recuerdan como el mejor goleador que ha tenido Victoria en
todos los tiempos, hasta por encima de jugadores como Alejandro Naif, los
hermanos Bennet o Crisanto Meléndez y recientemente el colombiano Mauricio
Copete. Lo recuerdan como el mejor rematador de cabeza que ha tenido el fútbol
hondureño, ese que no daba ni una pelota por perdida.
Se retiró muy joven, a los veintisiete años por una triste lesión y jugaba
infiltrado principalmente los clásicos, ahora se dedica a la locución en Nueva
Orleáns donde se ha convertido en todo un personaje conocido como “Súper
Luis”, dio sus “pininos” en Radio El Patio de La Ceiba y nos referimos a Luís
Alonso “Chorompo” Zúñiga, con el cual platicamos sobre los duelos de antaño, y
sobre eso y otros temas de su carrera.
 
¿Qué significaba el fútbol para ti?
Para mí lo más importante era que llegara el domingo, hacer un gol, ganar un
partido y que la gente sonriera, eso era lindo, la gente pasa frustrada por la
situación, el aficionado va al estadio con la ilusión de que su equipo gane y que se
entregue. Me encantaba que la gente sonriera y que fuera feliz.
 
¿Por qué te retiras del fútbol?
Yo no sé si fui tonto o muy estúpido, pero dejé de jugar fútbol por querer mucho al
Victoria, en un momento los médicos que dijeron que parara por la rodilla, pero la
gente me pedía que jugara para los clásicos, que me necesitaban y accedía, nadie
me empujó, por querer una camisa por eso lo hacía.
 
¿Cómo se vivía un clásico en tus tiempos?

Sin dormir, en la noche, soñando y pensando, cuidándose al máximo, es el partido
más difícil que hay que ganarlo porque la gente se siente feliz, no hay otro partido,
lo veía como que valía quinientos puntos, por eso me concientizaba tanto, por eso
siempre le hacía goles al Vida. No sé que como lo viven los jugadores de ahora, la
gente desde el lunes me pedía que había que ganar.
 
¿Con qué futbolistas siempre deseó jugar?
Con Matilde Lacayo y Hermenegildo Orellana eran extraordinarios, no he visto
jugador en el mundo como ellos, ganaban la banda y levantaban la cabeza a
buscar el delantero y ellos lo hacían, si hubiese sido compañero de ellos, hubiese
sido un goleador terrible con la cabeza.
 
¿Qué porteros te fue más difícil golear?

Recuerdo que le anoté al “Chícharo” Guerrero y el cuándo iba a celebrar se me
paró en frente y se me quitó la emoción de celebrar porque conocíamos que él era
agresivo, y ya no pude celebrar.
 
¿Qué defensa fue el más difícil que afrontaste?
Natividad Morales Barrios del Vida, hacía una clase de barridas que te llevaban la
oreja, un motaguense de apellido Medina, siempre me ponían marcas
estampadas, yo no era habilidoso, muchos defensas me soplaban la nuca y me
decían cualquier cosa.
 
¿Cuánto ganabas en Victoria?
Ganaba quinientos lempiras mensuales, yo sabía que era mal pagado porque
había otros que ganaban mejores como Girón, Dago Tejeda y Buchanan. Pero el
dinero para mí no era lo más importante porque el fútbol a mí no me dio nada,
absolutamente nada, medio me ajustaba para medio comer.
 
¿Formaste parte de alguna selección nacional?
Tuve esa suerte a pesar de haber grandes delanteros en el país, me tomaron en
cuenta en tres selecciones, pero Chelato me botó de una de ellas y nunca más me
volvieron a convocar.
 
¿En qué año te retiras?
En un clásico de homenaje en 1984, vinieron muchos jugadores de la selección y
me dio mucha alegría, el estadio se llenó porque la gente iba por saludarme, jugué
un tiempo con cada equipo, fue algo grandioso.
 
¿Cuál fue el mejor director técnico que tuviste?
Rafael “Paciencia” Núñez, era un técnico muy conocedor del fútbol moderno, se
había adelantado a su época, pero las oportunidades no son para todos y él no la
tuvo.
 
¿Cuál fue tu último gol?
Fue en la noche de mi despedida, creo que me dejaron hacerlo ya que yo estaba
liquidado en mi carrera, vestía la camisa de Victoria y el portero era Geovanny
Alfonso, fue un gran momento.
 
¿Te arrepientes de haber sido futbolista?
No estoy descontento con el fútbol, le di a la gente lo que quería en su momento
bajo mis limitaciones, creo que hice feliz a la gente en algún momento.

5 COMMENTS

  1. Muchas felicidades geovanny en su nuevo projector. Exitos!! Bendiciones Alex Humberto Mendez Zavala

  2. muy interesante saber interioridades de personas que en un tiempo dieron gloria y mucha alegria a La Ceiba…Gracias

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here