Jurgen Klopp se permitió reservar a parte de sus estrellas del Liverpool en el partido ante el Midtjylland de Dinamarca. Así, se quedaron en el banco Mohamed Salah, Sadio Mane, Roberto Firmino y Wijnaldum. Pero los Reds ganaron 2 a 0 y con un gol para aplaudir mil veces, el 1 a 0 de Diogo Jota. No por la definición, que fue un pase a la red, sino por la jugada colectiva. Resultó una sucesión de pases de una banda a la otra hasta el mejor lateral derecho del mundo, Alexander-Arnold, descargó en Shaqiri, fue a buscar la devolución y así asistió al portugués.

El 2 a 0 fue de Salah, ingresado en el segundo tiempo, de penal, por un foul que le habían cometido. Así, la apuesta del entrenador a cuidar a sus valores se saldó positivamente, pese a que en el primer tiempo el Liverpool lejos estuvo de su mejor versión y casi no tuvo chances de gol. Así, el equipo marcha con puntaje ideal, seis puntos, en el grupo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here