TEGUCIGALPA. – Gonzalo Klusener llegó a principios de año a Honduras, sin imaginar que el campeonato que pintaba para tener grandes cosas en su carrera, se desmoronó debido a la pandemia del Covid 19.

Ahora el argentino ha vuelto a los trabajos con su equipo, pero tuvieron que pasar cinco largos meses, desde que se decidió la vuelta al fútbol.

Klusener asegura que no fue fácil pasar la cuarentena encerrado en su departamento, por lo que salía al balcón  de su apartamento a ejercitarse.

“No fue sencillo, estábamos acostumbrados a salir todo el día de casa. Me ha tocado entrenar en el balcón y mantener el estado físico”, dijo.

El futbolista asegura que no hay ningún tipo de arrepentimiento de llegar a Honduras y haber vivido la experiencia del Covid en nuestro país.

“Estoy muy contento con la decisión que tomé, de pasar la cuarentena en Honduras, porque en algún momento tuvimos la chance de volvernos y espera en Argentina todo esto. La decisión fue quedarnos, pero de alguna manera no estoy arrepentido, estoy contento de defender a este club, así como trate de hacer siempre en los clubes que estuve”, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here