Liderato blanco, cortesía de Eddie Hernández

0
191

Un triplete del delantero suplente del Olimpia le dio el pase para pelear el boleto a la final contra el Marathón. Cosas de la vida, el jugador que ha despreciado Diego Vázquez fue el que le quitó toda posibilidad de quedarse con el liderato del grupo.

El Marathón opuso resistencia por 45 minutos y esto mantenía con esperanzas a la gente del Motagua. El espigado delantero marcó el primer gol a los 21’ de acción tras conectar de cabeza un centro que le provino desde la izquierda. El frentazo dejó parado al joven cancerbero de los verdes.

Después vino el empate con una enorme jugada personal de Selvin Guevara que se sacudió tres marcas y soltó disparo a puerta que pegó en un defensa y le quedó al cubano Yaudel Lahera que tomó el rebote y cruzó a Menjívar. Este gol lo celebraron más los motaguenses que los mismos aficionados verdolagas.

Para el segundo tiempo el Olimpia salió como esos tiburones que huelen la sangre: se abalanzaron sobre el rival y a los pocos segundos Eddie Hernández estaba marcando el 2-1. Le quedó la pelota a su pierna derecha y con un marcador que no le iba llegar nunca cruzó al portero verde.

Y el tercero que trajo la tranquilidad en el feudo blanco cayó producto de un enorme error del portero Luis Ortiz que salió a cortar un centro a su área chica, pero de forma ingenua soltó la pelota que le cayó a los pies de Hernández para tomar dirección a gol.

Olimpia cumplió con sus deberes: clasificó a las semifinales de la Liga de Concacaf, logró quedarse con el liderato del grupo en las dos últimas jornadas y ahora va representar al país en la Liga de Campeones esperando eliminar al Montreal Impact.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here