El director técnico de la Selección Sub-20 Luis Alvarado, con mucho sacrificio, determinación y coraje llegó hasta donde pudo llegar con la selección nacional.

El jóven entrenador de apenas 34 años clasificó a Honduras a su noveno mundial juvenil, pero hasta acá terminó su contrato, así lo había interpuesto la Fenafuth.

Alvarado quisiera seguir en el proceso para poder llegar hasta Indonesia el próximo año, así lo dejó entrever luego del último juego sostenido ante la poderosa selección de los Estados Unidos.

“Mi contrato terminó con el Premundial, pero claro que me encantaría terminar este proyecto con el mundial…. en un año puede pasar cualquier cosa, ojalá que no pase y que podamos potenciar a estos jóvenes”, dijo.

“Es una bonita historia, a mis 34 años que lleguen estas oportunidades, hay que estar preparado para que lleguen, me he preparado lo mejor posible, hicimos un trabajo con el cuerpo técnico y con los jugadores, bien minucioso, bajo la lluvia a veces por las tardes, a veces por la noche, con todo eso nos repusimos y gracias a Dios se pudo lograr uno de los dos objetivos”.

“Queríamos, luchamos, lo demostramos, no nos ajustó el combustible, es la verdad, fuimos superados por Estados Unidos, los felicitamos, ahora no nos queda más que prepararnos, tenemos un año para prepararnos”, dijo el joven entrenador.

Falta mucho trabajo en el sector menor

Alvarado reconoció que en Honduras se requiere de organización y preparación de jóvenes en el futbol porque “Ya no nos ajusta con el talento del barrio”.

“Tenemos que preocuparnos, ver a República Dominicana ya clasificada en el mundial y en los Olímpicos, ver a Guatemala peleando en los mundiales también, vemos a un Jamaica que también compite, entonces vemos que todos están subiendo el nivel bastante, ya no nos ajusta el talento del barrio, como decimos nosotros, tenemos que preocuparnos, tenemos que organizarnos, tenemos que estructurar mejor nuestras menores, tenemos que capacitarnos los entrenadores, esto es de todos”, expresó.

“Yo no tengo ningún problema si me culpa a mí, a Luis Alvarado, no tengo ningún problema, pero la realidad es que tenemos que mejorar muchísimo”.

A juicio de Alvarado, en Honduras “tenemos la materia prima, eso lo sabemos todos, lo que nos falta es organización, capacitación a todos, siendo yo el primero. Le puedo decir clasificamos al mundial, ahora, que vayamos a jugar, hasta el momento que este entonando las sagradas notas del Himno Nacional, uno puede decir que esta en el mundial. Pasa con el cuerpo técnico, pasa con los jugadores, es un año para prepararse, depende de ellos seguirse potenciando”.

El entrenador lamentó que “Estamos lento como futbol menor, dependiendo de los padres de familia, de la pasión que tienen ellos por llevar agua a los niños, pagar el arbitraje, por eso tenemos mucho que hacer”, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here