Jeanie Buss dejó una marca en el deporte
 el domingo 11 de octubre de 2020, cuando recibió el Trofeo Larry O’Brien al ganador de las finales de la National Basketball Asociation, la mítica NBA. “Buss es la primera mujer dueña de un equipo campeón en la historia la NBA”, la describió LA Magazine. A los 59 años, la hija de Jerry Buss condujo a los Los Angeles Lakers al triunfo en el año coronavirus. “Pocos equipos profesionales son propiedad de mujeres en los Estados Unidos, y entre ellos sólo uno puede jactarse de un campeonato”, agregó la publicación.

Un ícono del deporte y una defensora de los derechos de las mujeres en este campo, la legendaria tenista Billie Jean King, también celebró a Buss: “Felicitaciones a nuestra querida amiga Jeanie Buss, propietaria de los Lakers y la primera mujer dueña que gana un campeonato de la NBA”, tuiteó, con el hashtag #WhenWomenLead, cuando las mujeres son líderes.

El padre de la presidenta del equipo que encabeza LeBron JamesJerry Buss, compró a los Lakers en 1979 y se tomó algunos años antes de asumir el control de la operación. Cuando él murió, en 2013, distribuyó el 66% del equipo, que estaba en su poder en ese momento, en partes iguales entre sus seis hijos; Jennie, quien siempre tuvo un interés particular en los negocios, asumió como presidenta del equipo, pero las operaciones deportivas quedaron en manos de su hermano Jim Buss.Luego de una larga pelea familiar en los tribunales, Jeanie Buss puso a Magic Johnson al frente de Operaciones de Basquetbol de Los Angeles Lakers. (@JeanieBuss/Twitter)Luego de una larga pelea familiar en los tribunales, Jeanie Buss puso a Magic Johnson al frente de Operaciones de Basquetbol de Los Angeles Lakers. (@JeanieBuss/Twitter)

Ese era el plan de su padre, que también quería que ella fuera la representante de los Lakers en la Junta de Gobernadores de la NBA; ella siempre estuvo de acuerdo, pero al llegar el momento de asumir como gobernadora observó que le faltaba información “sobre el proceso de decisión” dentro del equipo y que no siempre se sentía “suficientemente involucrada”.

El resto de la familia también tuvo algo que decir, al igual que otros accionistas; el tema llegó a los tribunales y condujo a una pelea judicial que terminó en marzo de 2017 con el triunfo de Jeanie Buss. Ella asumió plenamente como propietaria a cargo del control, terminó con la gestión del gerente general Mitch Kupchack y lo reemplazó por el agente de deportes Rob Pelinka, con quien había hablado en secreto durante el juicio.La hija de Jerry Buss asumió el control de Los Angeles Lakers en 2017 tras un largo drama en los tribunales. (@JeanieBuss/Twitter)La hija de Jerry Buss asumió el control de Los Angeles Lakers en 2017 tras un largo drama en los tribunales. (@JeanieBuss/Twitter)

Y sobre todo Buss aceptó la renuncia de su hermano como vicepresidente de Operaciones de Basquetbol y nombró en su lugar a Earvin “Magic” Johnson. La estrella, que jugó para los Lakers entre 1979 y 1991, y en 1996, también había sido vicepresidente, entrenador y accionista de la organización.

“El mensaje es claro: no subestimen a Jeanie Buss”, dijo entonces su abogado, Adam Streisand. “Ahora que los Lakers tienen la capacidad de concentrarse en la cancha de básquetbol y no en los tribunales, creo que los fanáticos pueden sentirse aliviados”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here