Se suspendió el certamen carioca de fútbol oficial

0
35

Luego de ser la primera liga en Sudamérica en retomar la competencia oficial el jueves pasado, el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, anunció ayer la cancelación de los partidos del torneo estadual “carioca”, aunque solo los que involucran a los dos equipos que se oponían a jugar.

El encuentro entre Flamengo y Bangú el jueves, donde el actual campeón de la Copa Libertadores se impuso 3-0 en el estadio “Maracaná”, motivó un amplio repudio en el vecino país, uno de los más castigados del mundo por la pandemia del coronavirus.

Es que, si bien fue a puertas cerradas, a pocos metros de uno de los ingresos principales al estadio, está montado uno de los hospitales de campaña de Río de Janeiro, segunda ciudad con más casos de Brasil, detrás de San Pablo.

El partido se jugó en el marco de la cuarta jornada de la Copa Río, la segunda fase del Campeonato Carioca, certamen que algunos clubes habían expresado su negativa a jugar, a raíz de la situación sanitaria por la pandemia.

Por esa razón, el alcalde Crivella firmó un decreto que, primero, prohibía “todos los partidos” hasta el 25 de junio, pero el propio funcionario aclaró luego que la norma sólo comprendía a los encuentros programados para Botafogo y Fluminense (programados para el 22 y el 25).

De hecho, Crivella anunció que, una vez publicado el nuevo decreto en el Boletín Oficial con las correcciones pertinentes, quedarán autorizados otros dos partidos.

No obstante, la Federación de fútbol de Río de Janeiro (Ferj) oficializó a última hora del sábado la reprogramación de los dos partidos que sí se iban a jugar en la víspera, pero que ahora serán miércoles y jueves, respectivamente.

Por lo tanto, Vasco da Gama ante Macaé está programado para el miércoles, a las 21.30, en el estadio “São Januario”, mientras que Madureira contra Resende lo harán el jueves a las 15 en el estadio “Conselheiro Galvão”.

La principal motivación para la reprogramación tiene que ver con la transmisión de televisión, ya que TV Globo, titular de los derechos del Campeonato Carioca, había anunciado, minutos después del segundo decreto del alcalde Marcelo Crivella con la autorización específica, que no podría transmitir el evento porque ya había desmovilizado a los profesionales involucrados en el partido después del primer despacho.

El presidente de Talleres de Córdoba, Andrés Fassi, profundizó ayer sus críticas a la conducción de la AFA y la Liga Profesional de fútbol (LPF) luego de calificar como una “vergüenza” la reunión del último viernes entre los 24 clubes de Primera División, donde intentaron avanzar en el posible retorno a los entrenamientos. En ese encuentro virtual, Claudio Tapia, presidente de AFA, y Marcelo Tinelli, a cargo de la LPF y San Lorenzo, expusieron sus informes y abandonaron el grupo, lo que provocó el enojo de Fassi, uno de los más críticos por su actuación durante la pandemia del coronavirus. En la segunda parte de la reunión, cuando solo quedaron los representantes de los clubes, Fassi pidió la palabra y reclamó la presencia nuevamente de Tapia y Tinelli para expresar sus críticas cara a cara.

Ante la imposibilidad, Fassi también abandonó la reunión abruptamente, en medio de un cruce verbal con otros dirigentes que defendían la postura de AFA de no permitir los entrenamientos hasta que todo el país esté en la fase 4 del aislamiento, tal como anunció Tapia durante la semana. “Esto fue una vergüenza porque había un montón de temas para tratar y sin embargo nos dejaron hablando entre nosotros. No hubo ninguna reunión, todo una mentira”, expresó el mandatario de la “T” en declaraciones a un matutino porteño. En ese sentido, detalló que en el orden del día había 13 temas para charlar cuando Tapia y Tinelli determinaron abandonar el encuentro virtual con los dirigentes.

“Teníamos nada menos que 13 temas para hablar y el que manejaba el Zoom pidió que siguiéramos hablando nosotros. Una vergüenza total son estos directivos de AFA”, cerró Fassi, desde México. En la reunión, Tapia y Tinelli confiaron a sus pares que los distintos protocolos sanitarios para el eventual retorno a las prácticas “están listos”, a la espera de la aprobación del Ministerio de Deporte y Turismo, y que tendrán una reunión con el ministro de Salud, Ginés González García, en julio. En ese sentido, los dirigentes de los clubes pidieron garantizar el pago de las empresas con los derechos televisivos “hasta septiembre”, cuando regresarían los partidos oficiales, ya que en principio iban a abonar hasta junio.

La cuestión es que la polémica está instalada y por ahora el fútbol carioca dio un paso atrás, más allá de los anuncios de los partidos que se vienen para la próxima semana en el marco de la competencia oficial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here